Poesía de Martín Lagunas

En Guerrero se le canta al amor, al valle, a la patria, a la bandera, se le canta a la vida en si.... Se le canta.. se le recita.... Se le declama... se trata de ver la vida por los ojos del poeta que aquí.. hay muchos y que iremos presentando poco a poco.

Si es Usted de las personas a quienes les gusta la poesía no se pierda esta sección, un rincón en este mundo lleno de agresiones, estrés y prisas.

En esta ocasión le envolveremos con la poesía del Lic. Martín Lagunas Brito, Originario de apaxtla de Castrejón, Guerrero quien con su inspiración nos hace sentir y ver de una manera muy especial la vida presentándole tres de sus poesías de su libro titulado "Poesía variada" impreso en México en 1997

NO TE OLVIDES

Mi dicha por tu amor esta muriendo,
El placer que me dabas se disuelve,
El amor que sentías esta mermando,
Cual manto de frió hielo que me envuelve.

Siento tu corazón latir ya menos,
Finges mas tu sonrisa, así lo entiendo,
Por que con menos gusto ya nos vemos
Y tu amor me retiras, lo comprendo.

Difiero de tu edad, naturalmente,
no soy ya de tu agrado y tu gusto,
es la causa fatal, estoy consiente,
pues marchito quedo ya aquel arbusto.

Mas yo solo te pido que comprendas,
Que mi amor hacia ti aun no se ha muerto,
Que no morirá jamás, quiero que entiendas,
Que todo hacia ti no es falso, es cierto.

Mas si acaso te vas de mi presencia,
No olvides que jamás deje de amarte,
Que te ame con limpieza y con conciencia,
Por que eres para mi el mayor valuarte.

Aunque con otros hombres tu te vayas
Y por el mas imberbe tu me dejes,
Llevaras en tu mente mis miradas,
Guiándote paso a paso, aunque te alejes.

Por ultimo te digo que si un día,
Te encuentras derrotada en los amores,
Ven hacia mi, te pido vida mía,
Que yo sabré aliviar esos dolores.

LIC. MARTIN LAGUNAS BRITO
Cuernavaca, Mor.1991

 

REFLEXIONA

Eres vana, perversa y conflictiva,
Cual ramera que va de esquina,
Eres fiera que a todo hombre cautiva
Y de caricias eres una mina.

Yo que siempre crei que eras decente,
Quise hacerte mujer te respetaran
Los hombre y además toda la gente
Y que nunca a tus modales les faltaran.

Mas creo que en el fondo eres otra
Y confieso haber equivocado,
Eres mujer que lleva el alma rota,
Que te espera un destino desdichado.

Tu no sientes la angustia del futuro,
Tu no entiendes las cosas del pasado,
Para ti no hay dolor que sea tan duro
Por que vives tan solo en el pecado.

Pecadora: asi te he descubierto,
Prodigando caricias por doquier,
El cariño que sientes es incierto,
Por que te falta mucho que aprender.

Entiendo que predigo el futuro,
Al mirar tus andanzas peregrinas;
En el lodo podrido te lo juro,
Que puedes terminar si asi caminas.

Que lastima que enfoques tus miradas,
A las cosas mundanas solamente,
Que lastima que no puedas ser amada,
Con el cuerpo, el espíritu y la mente.

Te ahogas en lo inmundo, en la malicia,
Creyendo ser feliz en esta vida,
Por que gozas, según tu, las caricias,
Que los hombres te brindan sin medida.

Hay mujeres de mundo, atormentadas,
Que sufren los embates de la vida,
Que creyeron, sin serlo, ser amadas,
Que no encuentran del fango la salida.

Reflejos son de su ímpetu imberbe,
Pues tomaron lo sail de este mundo
Y jamas entendieron que convergen,
Caminos diferentes en un punto.

Tal ves arrepentidas hoy se encuentran,
Las pirañas del aire perfumado,
Mas ya en sus pobres mentes no penetran,
Los consejos de hoy y del pasado.

Que lastima que tu asi terminaras,
hundida en lo mas hondo del abismo;
que lastima que tu no escucharas,
ni escucharas las voces de ti mismo.

No te engañes creyendo ser amada,
Por los hombres que gozan de tus caricias,
No te sientas idolatrada,
Por el hombre que vive en la inmundicia.

Solo puedo decirte que mereces,
Lo mejor que Dios da en esta vida
Y aunque sientas que a ti te dan con creces,
Toma las cosas siempre con medida.

Yo no quiero que un dia te arrepientas
De lo fasil que tomas esta vida;
En lugar de ello espero que tu sientas,
El deseo de hallar una salida.

Si aun pudieran mis versos cautivarte,
Reflexiona un poquito, te lo pido;
No quieras alcanzar el barco errante,
Cuando lejos de ti ya se ha ido.

 

A IGUALA

Iguala lindo y querido,
te traigo en el corazón,
iguala del tamarindo,
yo te canto mi canción.

Iguala es bello y te invita,
A que vengas a pasear,
Por esos cuatro caminos
Por donde puedes llegar.

Iguala con sus pichones
Y su oro en orfebrería,
En su nieve no hay sabores,
Es única su delicia.

Te invita iguala en domingo,
Por la tarde a caminar,
Por esos parques tan lindos,
O a oír misa ante el altar.

YOHUALA es tu raíz,
De etimológica noche,
Tu producto es el maíz
Tu necesidad los coches.

Bellas y lucidas calles,
Cual las describió el poeta,
Iguala estas en un valle
Y el cerro grande es tu puerta.

Tus lindas y bellas damas,
Ataviadas de hermosura,
Las miro el fin de semana
Y su sonrisa es dulzura.

Iguala son tus mujeres,
Igualtecas soñadoras,
Propias para los placeres,
Por que aman a toda hora.

Con tu iglesia Franciscana,
Que visita todo mundo,
de lejos y a la cercana,
no te faltan vagabundos.

Infernal calor que tienes,
En la época veraniega,
Con el sudor entretienes,
A la gente que nos llega.

Parque "Juárez" y explanada,
Son bellos esos lugares,
Escuchan las campanadas,
todos desde sus hogares.

El atrio y el Monumento
A la Bandera erigido,
Frente a frente en todo tiempo,
Como dos gallos erguidos.

Otrora los tecorrales,
Embellecían el lugar
También tenias tus "solares",
Con extensión sin igual.

Teja y adobe construiste,
Desde época inmemorial,
Mas ahora ya te hiciste,
Al mundo moderno, actual.

Tus colonias populares,
Que aumentan a cada instante,
Con gente de otros lugares
Que vienen aquí a quedarse.

Iguala, como has crecido,
Física y culturalmente,
Al país como has servido,
A través de tanta gente.

Hoy concédeme la dicha,
De cantar con emoción,
Esta linda banderita
Tu le diste a mi nación.

Bandera de tres colores,
Mi bandera trigarante,
Naciste aquí en los albores,
De la época independiente.

El himno solo a ti nombra
Y a ningún otro lugar
Y tiene razón de sobra
Por que tu eres sin igual.

Conmemoras a mi tierra
Veinticuatro de Febrero,
El fin de sangrienta guerra,
Que los valientes hicieron.

Iguala elevo su canto,
Como capital primera,
Aquí Magdalena Ocampo
Confecciono la bandera.

Iguala, pueblo querido,
Te traigo en el corazón
Te juro que no te olvido
Por que tengo una razón.

¡Como quieres que te olvide,
Igualita de mi vida,
si aquí tu me recibiste,
para yo rehacer mi vida!.

Iguala cosmopolita,
Ves gente de donde quiera
Y yo aquí estoy en tu lista,
Viviendo desde otras tierras.

Ya con esta me despido
Y no me canso de cantar,
¡adiós iguala querida!,
Benevolente sin par.

Espero seguirte viendo,
Pueblerina y fandanguera,
Pa´mi serás siempre linda,
Te lo diré hasta que muera

 

LIC. MARTIN LAGUNAS BRITO
Iguala, Gro. Mayo de 1995



Lugares relacionados a Poesía de Martín Lagunas

Comentarios o Informes para Poesía de Martín Lagunas

Regístrate con facebook
Recibir otras promociones e información

NOTA: Se enviará la información al proveedor, esperamos que conteste en breve.

Más información sobre: